Conoce por qué Cali es la Capital de la Salsa

Cali es considerada la capital de la salsa, pero ese título le ha costado parte importante de su reputación. Hablar de Cali y salsa también muestra un mensaje implícito: cocaína y Cártel de Cali.

Cali, ciudad que se ubica al suroeste de Bogotá en el departamento colombiano de Valle del Cauca. Desde hace décadas es considerada la capital de la salsa, género musical representativo de las naciones caribeñas.

Pero ese título le ha costado parte importante de su reputación, ya que desde sus inicios, la salsa y Cali tienen varias aristas que podrían afirmar que ese título es motivo de otros factores más que de la salsa en sí.

Lamentablemente hablar de Cali y salsa da también un mensaje implícito: cocaína y Cártel de Cali. El género musical llegó a tierras colombianas gracias a la Armada de los EEUU, quienes llegando desde New York, trajeron los ritmos de la ciudad estadounidense y la cuna del género, Cuba.

Cali capital de salsa

Quizás te interese: Asiste a la mejor fiesta SIN GRAVEDAD del mundo

Pero, con el tiempo, promotores de clubes iniciaron la apertura de lugares que rápidamente se multiplicaron por toda la ciudad. La cocaína ayudó en gran medida a que el género se fortaleciera y se crearan agrupaciones y temas musicales más movidos y pegajosos que aquellos que eras compuestos en la isla caribeña donde nació el género.

Los caleños recibieron con brazos abiertos a la salsa que terminó por ubicar espacios muy importantes y adentrarse a los barrios de Cali con tal facilidad que muchos jóvenes dejaron vicios y malos pasos para formarse en la nueva destreza que se presentaba como buena opción, aún a pesar de todo el aparataje que se desarrollaba tras bastidores.

Importantes escuelas de baile y salsatecas nacieron en los barrios más humildes. Muchas aún están funcionando luego de más de 30 años de creadas. El secreto: haber dado matices más dinámicos a la forma habitual de la salsa cubana. Muchos locales creían que la raíz del género era muy lenta, por ello, dándole más fuerza y ritmo, nació una nueva razón para crear, cantar y bailar la salsa. El himno por predilección de los caleños.

Quizás te interese: Este mapa muestra en qué país deberías vivir según tu personalidad

 

Salsa se lucra con el narcotráfico

Cali capital de salsa

En simultaneo al crecimiento de la salsa en la pequeña localidad del departamento de Valle del Cauca, el narcotráfico hacía lo mismo desde el Cártel de Cali, quienes financiaron buenas y grandes fiestas salseras para atraer a más personas. Muchas de las fiestas fueron privadas y contaron con la participación de cantantes y agrupaciones musicales que luego se vieron comprometidas a nivel legal, como el Grupo Niche que aún es característico luego de hacer famoso el tema Cali Pachanguero, muy a pesar de que Jairo Valera, fundador del grupo, pasara un año en prisión por adquirir fondos de manera ilegal para llevar a cabo sus eventos.

Muchos lugares han cerrado y otros han evolucionado en el tiempo, mientras el género se ha mantenido firme a pesar de las diversas adversidades que ha tenido para desarrollarse. Hoy día pasear las calles de Cali permiten conectar de manera inmediata con este género de gran historia.

Quizás te interese: Disfruta del lugar más navideño que existe en todo el mundo

 

Comments

comments

Artículo anteriorEnamórate de la cultura del café en Buenos Aires, Argentina
Artículo siguienteSorpréndete con estos 11 datos curiosos sobre Machu Picchu, Perú
Desde pequeño quise estudiar cualquier profesión que se me atravesara por enfrente, luego supe que eso sería misión imposible, por ello decidí estudiar Comunicación Social y buscar conocer el mundo desde mi latitud, pero más adelante comprendí que mi posición en la tierra no es estar en un mismo punto. Que viajar y descubrir son sinónimos y que si quería conocer mí alrededor, el pasado y el futuro, no me bastaba con solo quedarme en la biblioteca, por ello desde que tengo uso de razón viajo, indago, pregunto y disfruto. Me conecto con los espacios, sobre todo aquellos con historia y siempre he creído que no debí vivir en esta época. ¡Ah!, actualmente resido en la ciudad más peligrosa del mundo, pero a pesar de ello aún guarda su encanto.