Vayas donde vayas, seguridad al volante

Ahora que se acercan los puentes festivos y las fiestas de Navidad, es probable que tengas que viajar con tu familia usando tu coche.

La seguridad es lo más importante en cualquier trayecto en coche, también en estas fechas tan señaladas. Además de respetar las normas de tráfico, como las relativas a velocidad, de no consumir alcohol si vas a conducir, y de evitar las distracciones al volante, es muy importante que todos los elementos de tu vehículo estén en perfecto estado antes de poneros en la carretera.

Aquí vamos a explicar cuáles son esos elementos. Algunos son obligatorios porque así lo dispone la normativa (por ejemplo, pasar la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos), pero otros a veces pasan más desapercibidos. Por ejemplo, ¿te has parado a pensar alguna vez lo importante es que las alfombrillas del coche estén en buen estado?

Revisa las alfombrillas del coche

Esa es la mejor manera de evitar que una alfombrilla deteriorada te obstaculice el buen manejo de los pedales, poniendo en riesgo la seguridad de los ocupantes del coche. A veces no nos fijamos en que, con el tiempo y el uso, las alfombrillas se han gastado y resbalan, o presentan agujeros y rotos que pueden trabar los pies en el momento más inoportuno. Por ejemplo, cuando se requiere dar un frenazo.

Tiendas online especializadas como la de www.soloalfombrillas.es disponen de alfombrillas de alta calidad adaptadas 100% a tu vehículo, porque se basan en la marca del coche, el modelo y el año de fabricación. Es decir, si al revisar las alfombrillas encuentras que su estado puede ser un peligro, tienes la opción de sustituirlas por otras de mejor calidad que las alfombrillas originales, con un breve plazo de entrega y bajo garantía.

También te puede interesar: Vender todo y viajar por el mundo ¿Cuándo hacerlo?

ITV al día

Tu vehículo debe estar al día de la inspección técnica, lo que debes mostrar siempre en un lugar visible, preferentemente el parabrisas. A partir del cuarto año, los turismos tienen que pasar la inspección cada dos años, hasta que cumplan los diez años antigüedad. A partir de entonces, la inspección deberá pasarse cada año.

Comprueba los kilómetros que llevas sin cambiar el aceite

Como norma general, debe cambiarse el aceite del motor cada 15.000 kilómetros, como mucho, aunque esta cifra puede reducirse si tu coche es bastante antiguo. Lo ideal es sustituir también el filtro. El aceite en buen estado reduce el rozamiento, sirve como refrigerante y previene la corrosión. Si no lo cambias, te arriesgas a que el motor de tu coche se desgaste antes de tiempo.

Quizás te interese leer: ¿Estás en bancarrota? Este es el mejor momento para viajar

Comprueba la presión de los neumáticos

Cada marca y cada modelo recomiendan una presión, diferente para los neumáticos delanteros y traseros. Generalmente, en los turismos suele estar entre 2 y 2,2 bar, pero debes consultarlo en la guía de tu vehículo. Una presión inadecuada aumenta mucho el riesgo de pinchazo, alarga la distancia de frenada y favorece el aquaplaning.

Revisa las luces

Es esencial que todas las luces funcionen a pleno rendimiento. Lo contrario puede suponer no sólo dificultades de visión para ti, sino que los demás conductores no te perciban como es debido. Revisa luces de posición, luces cortas, luces largas, luces traseras, luces de frenada e intermitentes antes de salir.

Las mejores excursiones en San Petersburgo Rusia [🥇GUÍA 2021]

San Petersburgo es uno de los lugares más encantadores del viejo continente. De hecho, es la ciudad preferida por los viajeros que se dirigen a Europa Oriental porque tiene grandes atractivos turísticos. Aquí te decimos cuáles son las mejores excursiones en San Petersburgo, cómo llegar, dónde alojarte y mucho más.

6 razones por las que NO debes esperar el mejor momento...

¿Quieres viajar solo pero tienes muchas ocupaciones, te da miedo o no tienes dinero? Aquí te decimos por qué no debes esperar el mejor momento para viajar.

Conoce los 7 museos más extraños de Japón

Para muchas personas la palabra museo es sinónimo de aburrimiento. Si eres una de ellas, los museos más extraños de Japón seguro te harán cambiar de opinión.