Las 6 peores cosas que NO te dijeron de mochilear

Todos hemos visto las maravillosas fotografías de los viajes mochileros, sin embargo hay muchísimas cosas que nunca nos contaron sobre asumir esta aventura

¿Te ha sucedido que compartes las fotos de tu viajes mochileros y todos te comentan cosas como:¡Qué envidia o qué vida tan dura!? ¿Si? ¡Bienvenido al club!

Aunque en las imágenes los viajes así parecen una gran aventura, también hay muchos secretos y penurias que un mochilero no muestra en sus redes sociales.

El corazón de un mochilero es un profundo mar de secretos… estas son las 6 peores cosas que No te dijeron de mochilear.

lo peor de viajar

1. Dormitorios

Honestamente, los hostales son súper baratos  y nos resuelven muchísimo cuando vamos de mochileros por el mundo. En ellos puedes compartir con gente de diversas culturas y son ideales para socializar.

Sin embargo hay que admitir que siempre será extraño y hasta incómodo dormir con un montón de personas desconocidas en la misma habitación. Además debes estar algo atento de tus pertenencias.

Aunque lo peor de los dormitorios es : ¡Nunca duermes tranquilo y a plenitud!

2. Amistades cortas

Ir haciendo amigos por el mundo es una de experiencias más agradables cuando viajas como mochilero.

Siempre consigues algún cuate que puede enriquecer tu ruta turística mientras compartes detalles y momentos dignos de exploradores, pasas un día genial y de repente al otro día, tu nuevo amigo va camino a otro sitio y nuevamente estás solo en los senderos de la vida.

Te interesará:Que no te pase: Las 10 estafas más comunes que sufrimos los viajeros

3. Lo barato de todo

Cuando no viaja solo busca ahorrar al máximo… ¡Es así, esa es la vida del mochilero! Y dentro de toda la aventura es divertido, sin embargo, llega un punto en el que te cansas de esa vida no terrenal y hasta semi indigente.

Te interesará:Destinos prohibidos: 10 lugares que NUNCA podrás visitar

4. Fiesta excesiva

Ya lo dijo tu abuela: ¡Todo en exceso es malo!

Aunque salir a chelear una noche es una forma de vivir la noche de la ciudad, el bajón del día siguiente puede ser terrible.

5. Extrañar el gimnasio

El mayor problema de viajar es que cuesta muchísimo mantener una rutina de ejercicios, resulta toda una odisea, además que no es tan sencillo encontrar un gimnasio dónde entrenar.

También nuestros horarios cambian y también los cuerpos se cansan con mayor facilidad.

6.Las cocinas sucias

¡Esto verdaderamente es lo peor de lo peor de mochilear!

A veces en los hostales consigues cocinas de horror, son muchas personas compartiendo el espacio y muchas de ellas no poseen nuestros mismos hábitos de limpieza.

Tus compañeros de estancia pueden fingir indiferencia ante sus propios desastres y tú tienes que quedarte callado.

¡Ser mochilero es una aventura increíble!

Sin embargo la ingenuidad te llevará muchísimas decepciones en la vida y en tus viajes, no cierres los ojos ante lo peor de mochilear.

 

¡Cuéntanos tu experiencia mochileando!

Comments

comments