Palma de Mallorca: qué hacer, qué ver, cómo llegar

5/5 - (1 voto)

Situada al suroeste de la isla sobre un antiguo asentamiento romano, Palma de Mallorca esconde numerosos atractivos turísticos por descubrir. A Palma se puede llegar por avión desde la mayoría de las ciudades europeas, pero también por barco, reservando de alguno de sus numerosos ferris diarios que salen desde Barcelona y Valencia. Al ser la capital, es punto de parada casi obligatorio para todos los turistas que visitan Mallorca.

La ciudad ofrece numerosos atractivos a los visitantes, desde un interesante laberinto de callejuelas de origen árabe, hasta numerosos museos, por no hablar del gran valor de su arquitectura. Pero, para descubrir todos esos rincones que Palma esconde, nada mejor que reservar un free tour, como los que ofrece Mallorcafreetour.com, una opción gratuita que además incluye guías expertos en el recorrido.

Lo imprescindible de Palma de Mallorca

A la hora de planificar una visita a Palma de Mallorca, muchas personas necesitan saber con antelación qué hacer y qué ver en la ciudad. De esta forma se aprovecha mucho más el viaje y se pueden ver los lugares de mayor interés. Pues bien, en Palma hay una serie de imprescindibles que todo visitante no puede perderse, y esos puntos de interés son los que se detallan a continuación:

La Catedral

La catedral de Palma también es conocida como la Catedral de la Luz, pues tiene 83 ventanales y 7 rosetones que hacen del recinto un lugar muy especial. De hecho, es uno de los edificios religiosos más importante del territorio español.

El Palacio Real de La Almudaina

Situado al lado de la catedral, este palacio es el reflejo de la diversidad histórica y cultura de la isla. Su nombre en árabe significa “fortaleza” y forma parte del Patrimonio Nacional.

El Parc de la Mar

Este lugar emblemático de la capital se extiende a lo largo de nueve hectáreas y se utiliza para conciertos, fiestas y numerosos eventos. Suele ser también punto de encuentro para comenzar los tours y recorridos a pie por la ciudad, puesto que allí se encuentra un punto de información turística.

Iglesia de Santa Eulalia

Esta iglesia es una de las más antiguas de Palma de Mallorca. Construida en el siglo X, llaman la atención sus numerosas gárgolas representativas de la Edad Media. Además, tiene una gran relevancia histórica, pues allí fue coronado rey Jaime II, soberano de la corona de Aragón.

El Ayuntamiento

Este edificio de fachada barroca es conocido popularmente como Cort. Su construcción tuvo lugar entre 1649 y 1680 y está enclavado en una de las plazas con más vida de la ciudad. Su arquitectura es una mezcla de elementos barrocos, góticos y modernistas y tiene numerosos elementos decorativos dignos de descubrir.

El barrio judío

Como en muchas otras ciudades europeas, en Palma se conservan las huellas y la cultura de un antiguo barrio judío. Este legado histórico da testimonio de un asentamiento de cerca de 3.000 personas durante el siglo XIV.

Los patios mallorquines

En el casco antiguo de Palma hay numerosas muestras de patios típicamente mallorquines. Patios que en muchos casos se remontan al siglo XIII, y que se han convertido en la actualidad en museos, edificios institucionales o forman parte de viviendas privadas.

Otros lugares en Palma que no te puedes perder

Pero todavía hay muchas más cosas que ver y hacer en Palma de Mallorca, como, por ejemplo, visitar el Castillo de Bellver, descubrir los Baños árabes, pasear por los Jardines del Palacio de Marivent y los de S’Hort del Rei; o hacer un recorrido por los edificios modernistas de la ciudad: El Gran Hotel, Can Fortaleza Rey, L’Àguila… Todo ello sin olvidar la rica gastronomía de la isla y el sabor de sus mercados tradicionales como el de l’Olivar, que data de 1951. Como souvenir, no cabe duda que una buena ensaimada es el mejor regalo.

Carlos Beltrán Ruiloba
Carlos Beltrán Ruiloba
Existen solo dos historias en la vida: en dónde estás y en dónde estarás. La pasión por descubrir cosas nuevas, aprender y nunca dejar de soñar es la razón de existir de Pa' dónde nos vamos. Un día estás en tu casa viendo La Vida Secreta de Walter Mitty y años después estás en la cima del Kilimanjaro. Un día estás trabajando ocho horas al día en un trabajo mediocre queriendo hacer algo más por ti y por los demás, y años después estás rodeado de miles de ciudadanos del mundo que aman la aventura y los viajes, con esas ganas de ver un cambio en sus vidas.

Lo más reciente