Isla Navarino: un hermoso lugar que jamás podrás olvidar

Esta isla no es tan conocida, pero guarda en sí muy buenas aventuras que solo valientes harán realidad visitar

En el mundo hay cientos de lugares que no son tan conocidos como otros. Sin embargo, estos sitios también guardar en sí una inmensa cantidad de sorpresas. Isla Navarino es tal vez uno de estos lugares mágicos que jamás olvidarás.

La isla se ubica en Chile, en el archipiélago de Tierra del Fuego. Forma parte de la comuna Cabo de Hornos en la Región de Magallanes, siendo parte de la Antártica Chilena. Es decir, los mejores paisajes a bajas temperaturas los encontrarás en esta isla que termina siendo una caja de sorpresas.

Quizás te interese: Cómo vivir en Chile siendo extranjero: guía completa 2018

¿Qué hay en Isla Navarino?

Está compuesta de paisajes inspiradores como los bosques magallánicos. En otra era esta zona fue territorio de glaciares.

Una de las principales atracciones paisajísticas son los Dientes de Navarino, los cuales son una conformación de montañas en circuito que se asemejan a la formación de una dentadura, de allí su nombre. Una fiel imagen de un paisaje incorrupto en el tiempo.

isla navarino como llegar

¿Cómo llegar hasta allá?

Llegar a Isla Navarino requiere no solo de una buena preparación física, sino de conocer bien las zonas que se visitarán. Por su ubicación al sur del Canal Beagle, ésta es una de las mejores formas de llegar hacia sus tierras desde Puerto Williams hasta Ushuaia (capital de la provincia de Tierra del Fuego, Argentina), lo que significa que para poder llegar hasta esta zona de vientos antárticos podrás estar en territorio chileno y argentino en cada paso que des.

El mismo Canal Beagle y el Estrecho de Magallanes son una buena opción turística para disfrutar antes de llegar hasta Isla Navarino. Este trayecto puede durar unas 34 horas en algún tipo de transporte marítimo, así que prepara un buen abrigo y chocolate para disfrutar del paseo.

La Isla tiene otras opciones de transporte para que pueda ser visitada. Desde Punta Arenas puede realizar un viaje hasta el aeródromo Guardiamarina de Zañartu en Puerto Williams. Este viaje tendrá una duración de una hora y 15 minutos si todo marcha bien en cuestión de vientos. Los aviones preparados para cubrir dicha ruta normalmente están compuestos por 19 personas que viajarán.

¿Qué hacer en Isla Navarino?

isla navarino turismo

Uno de los principales atractivos de esta isla en el fin del mundo es justamente el Trekking o senderismo. Por su ubicación, casi todo lo que la compone se encuentra en estado virginal y sus bajas temperaturas ponen a prueba a los asistentes.

También porque a través del recorrido, podrán observar lagos majestuosos como el Pollollo, el Navarino, Windthond, el Rojas y bahías como Douglas, Nassau y otra inmensa cantidad de pequeñas islas alrededor.

No te extrañes si al viajar logras observar especies como delfines, ballenas, orcas y lobos de mar. Las mismas toman estas zonas para aprovechar la tranquilidad con la que cuentan y la posibilidad de reproducirse.

A las especies se suman pingüinos, cóndores, gaviotas y hasta visones que afirman locales migraron a través del Canal Beagle. Aunque recientemente un investigador anunció que la presencia de esta especie invasora puede afectar los ecosistemas existentes en esta joya del sur.

Trekking en el sur del sur de América

isla navarino trekking

Lo recomendable para llevar a cabo Trekking o senderismo es que la persona cuente con todo los elementos necesarios. No es nada aconsejable viajar en solitario. Ademas, se recomienda hacerlo entre diciembre y marzo ya que las temperaturas y otros elementos turísticos así lo permiten.

Este destino exótico está dispuesto a recibirte con todos sus elementos naturales y virginales exclusivos para ti.

¿Ya visitaste Isla Navarino? Cuéntanos tu experiencia.

Comments

comments

Artículo anterior$90 es todo lo que necesitas para ser millonario en estos países
Artículo siguiente5 datos curiosos de Costa Rica que seguramente desconoces
Desde pequeño quise estudiar cualquier profesión que se me atravesara por enfrente, luego supe que eso sería misión imposible, por ello decidí estudiar Comunicación Social y buscar conocer el mundo desde mi latitud, pero más adelante comprendí que mi posición en la tierra no es estar en un mismo punto. Que viajar y descubrir son sinónimos y que si quería conocer mí alrededor, el pasado y el futuro, no me bastaba con solo quedarme en la biblioteca, por ello desde que tengo uso de razón viajo, indago, pregunto y disfruto. Me conecto con los espacios, sobre todo aquellos con historia y siempre he creído que no debí vivir en esta época. ¡Ah!, actualmente resido en la ciudad más peligrosa del mundo, pero a pesar de ello aún guarda su encanto.